Chorreadoras manuales

En las cabinas manuales es el propio operario el que maneja la pistola de proyección de abrasivo y determina los ángulos de ataque y el tiempo de ciclo.

Lo hace a través de guantes de latex y controlando el proceso a través de visores de vidrio laminado y templado.

Estas máquinas disponen de un filtro autolimpiable. En el caso de proyección en Venturi (depresión o succión) el filtro va incorporado a la máquina, siendo un monoblock. Los equipos con proyección en sobrepresión disponen de grupos de disparo (chorreadora+ciclón) y filtros que se unen a la cabina de chorreado (sandblasteado) mediante tuberías flexibles

Decapado de pintura en piezas de fibra de carbono

Satinado de pieza plástica en cabina de chorreado